Chat with us, powered by LiveChat

¡MANOS FUERA DE LOS BOLSILLOS!

¡MANOS FUERA DE LOS BOLSILLOS!

Pues es muy peligroso bajar las escaleras, incluso andar con las manos en los bolsillos. En caso de tropezar, girar o cambiar de dirección, los brazos pueden cooperar para mantenerse en equilibrio y evitarnos una caída peligrosísima. Tener la columna tonificada también protege de caídas, así que no os perdáis ir al gimnasio.